sábado, 25 de enero de 2014

El cuento de la fotocopiadora o ¿por qué eres normal?

(Cuento a Domicilio)
Dedicat al Sànder
(d'una experiència amb ell ha sortit aquest text; 
no pateixis, no t'assembles gens al protagonista).

Ton era un chico fácilmente sorprendible. Era también sorprendente, pero destacaba por su sorprendibilidad. Casi todo lo que los demás le contaban le sorprendía mucho o, al menos, así lo fingía sin ser descubierto. Era alto, con un buen talle y bastante activo, siempre con su mariconera colgada del hombro arriba y abajo por toda la ciudad. El tipo hacía footing por las tardes, tocaba la flauta travesera, tenía una chica con la que parecía llevarse muy bien, estudiaba y trabajaba a la vez y, para colmo, casi siempre tenía tiempo de tomarse una cerveza con los compañeros después de hacer como que se lo rumiaba un poco mirando hacia arriba y pronunciando un “mmmm” que no dejaba a nadie impasible. Yo creo que compraba el tiempo en la tómbola del barrio, pero cuando me digné a preguntarle de dónde sacaba el tiempo se sorprendió mucho y me replicó que de dónde lo sacaba yo, asegurando que quien hace miles de cosas no era él, sino yo. Esa debe de ser la imagen que doy o daba, qué sé yo, pero no nos engañemos; para empezar, yo no tocaba la flauta travesera, solo la guitarra española  cuatro veces al año durante diez minutos, ni se me pasaba por la cabeza lo de hacer footing (a veces un poco de bici estática me amortiguaba el estrés), el chicot no me quitaba demasiado tiempo y, aunque estudiaba y trabajaba a la vez, esto sí lo compartíamos, estudiaba bastante poco (no más de 3 o 4 horas diarias) y trabajaba menos que una media jornada (10 horas como máximo).

sábado, 18 de enero de 2014

Cómo modificar la realidad cambiando solo una palabra

(Cuento a domicilio)

A Salva y mis pasiones,

Tengo un compañero que ha descubierto el placer de modificar la realidad cambiando únicamente una sola palabra. Me voy a explicar con un ejemplo para no sonar abstracta. Cuando alguien le dice, “oye, lo siento mucho, esto es culpa mía”, mi compañero y colega le responde “no, esto es gracias a ti”, o sea, gracias a ti y no por tu culpa. Así, cuando esto sucede, en la cabeza del antes culpable se modifica el tipo de conexión causal entre los hechos verbalizados: ya no es por la culpa de, sino por la gracia de. Por ejemplo, en “has llegado tarde por mi culpa”, la causa es “por mi culpa” y el efecto “has llegado tarde” y “yo” he hecho que se produzca la consecuencia de que tú hayas llegado tarde. De forma análoga, en “has llegado tarde gracias a mí”, la causa es “gracias a mí” y el efecto sigue siendo “has llegado tarde”. En este caso, igual que en el anterior, también “yo” he causado que llegues tarde. La relación causal en sí misma permanece inmutable, en los dos casos “has llegado tarde” y punto. Lo que se modifica es un cierto tipo de modalidad de la conexión causal.  Sigue, pues, habiendo relación causal, por supuesto que la hay, pero cambia la orientación favorable/perjudicial de la relación entre los dos hechos.

jueves, 16 de enero de 2014

Corazón hacia Nepal (I)


Corazón hacia Nepal (I)

Los viajes empiezan siempre antes de emprenderlos. Se inician siempre con una idea, es más, a veces solo con el germen de una idea, que va prosperando hasta hacerse eco en nuestros discursos cotidianos, más marginales, primero; principales, después. Un poco como el resto de proyectos. Uno o una empieza a decir en voz alta que le gustaría ir allá y acullá, que desearía marcharse, aunque no sabe exactamente a qué ni por qué ni qué día va a partir, y poco a poco lo dice más veces, de maneras más diversas y la idea irradia a más personas.

Hay quien inicia muchos viajes de esta manera, pero nunca emprende ni termina con ninguno y la idea acaba quedándose como una yaciente quimera o se acaba diluyendo entre la prisa del día a día y un especial acomodamiento a la vida que se tiene. Pero a veces, cuando menos te lo esperas, ya sea por el miedo de quedarse parado, la insatisfacción de la vida que llevas en el país o porque se lo has dicho a tanta gente que ahora hay que quedar bien, adviertes que la idea ha calado hondo en la cabeza y que ya no hay vuelta atrás. Algunas veces, pues, el germen acaba pegando una sacudida que terminas en Nepal 3 meses.

La búsqueda o del nacimiento (V, Fin)


lunes, 13 de enero de 2014

4kms de intensidad


Aiguamolls del Empordà

Aiguamolls del Empordà

Playa de Can Comes


     Playa de Empuriabrava (noviembre 2013)
Hace dos meses tuve una de las mejores semanas de los últimos años. De mi vida, en realidad. Estuve con mi pareja una semana en Empuriabrava en pleno noviembre. No hace falta que diga que es un pueblo espectacular, la pequeña Venecia catalana, por sus numerosos canales y uno de los lugares más visitados de España para hacer paracaidismo.

En uno de los primeros días, hicimos una excursión en el Parque Natural dels Aiguamolls del Empordà (Parque Natural de las Marismas del Ampurdán), conocido por su especial atractivo y por acoger un gran número de especies de aves migratorias. Lo que más me impresionó fue lo que vivimos en la playa de Can Comes, que forma parte de estos humedales impresionantes y que acabo explicando al final.

Niña invisible bidimensional tumbada



sábado, 11 de enero de 2014

Augusto Monterroso y "Movimiento perpetuo" (1972)

Muchos conocen a Augusto Monterroso porque es considerado el escritor que ideó el microrrelato más breve de la literatura hispanoamericana y, lamentablemente, tiene la fama de ser el más breve escrito en español. Respecto a esta fama, valga decir que, por un lado, hay quien señala que eso es falso por el Lo maté porque era de Vinaroz de Max Aub y otras cosas que pueden rastrearse; por el otro, circulan algunos competidores actuales que lo desbancan, como El emigrante, del mexicano Luis Felipe Lomelí —por cierto que esto fue noticia un día de 2005—). En fin, el microrrelato de Monterroso, titulado El dinosaurio, publicado en 1959, dentro de su primera obra, Obras completas (y otros cuentos), dice así:  

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

Cualquier resumen del cuento será más largo que el propio cuento.

miércoles, 8 de enero de 2014

kNOWLEDGE ('cONOCIMIENTO') (I)

Esta sucesión de 4 fotografías pertenecen a la serie de imágenes kNOWLEDGE ('cONOCIMIENTO'). Hay una segunda parte, formada por una sola foto. Espero vuestros comentarios =).

martes, 7 de enero de 2014

Calle del Bonsuccés

(Cuento a domicilio)

ahora q los mendigos visten gorros de santa claus, sin otra opcion que parodiarse a s mismos imitando al barrigon panchudo, y pasan mozos de almacen en bici con enormes cajas ngras d 2 metros d ancho y 3 d largo, y se acercan quicos palomares digns de su arte polifacetico y sus canciones d alcantarilla roida por el viento, y flautistas de piston que te recetan canciones de moody blues y de tom petty dtras d un
dibujo d tesla, y un dibujante underground muestra el dibujo d un extraterrestre con la esperanza d q nos salven ya pq no lo hacms notros, mientras comenta q q raro es esa bici d una sola rueda,
aora ahora aHora ora ora,

lunes, 6 de enero de 2014

A la vera del camino y Pinches Reyes Magos


Seguimos el año con otras dos participaciones. Esta vez es Juan Manuel Carrillo Flores, quien nos envía dos historias, "A la vera del camino" y "Pinches Reyes Magos", vinculadas las dos al día de hoy y a los Reyes Magos. Feliz día de Reyes.


Historia 1
A la vera del camino

Por Juan Manuel Carrillo Flores

A lo lejos sólo se ve un pequeño bulto. Conforme se acerca uno descubre los oscuros ojos de un pequeño que deja volar su mirada a lo largo de la cinta asfáltica, sentado, inmóvil al paso de los autos cuyos conductores circulan ante él indiferentes provocando con el viento el movimiento de su cabello.

sábado, 4 de enero de 2014

Insumiso

Empezamos el año con una nueva participación. Jorge A. Mirarchi, escritor y ceramista impecable, muy ágil en las palabras, nos envía desde Argentina su relato "Insumiso". Él, cuya "única ambición es provocar un estremecimiento en el corazón" de sus lectores-espectadores, es la tercera vez que lo hace aquí en Cuentos a domicilio.

INSUMISO
Verdaderamente, quisiera hacer algo
diabólico, pero no se me ocurre nada.
Juan José Arreola
Confabulario

    A veces se encuentra una especie de biografía apócrifa en un texto cualquiera, escrito por un hombre del que sólo habíamos tenido vagas referencias hasta ese momento y que de pronto hace que nos resuene en el interior una cuerda de empatía, que nos sorprende con la descripción de sentimientos o deseos o sueños, o con un relato de acciones que alguna vez hemos fantaseado con los ojos abiertos.