sábado, 28 de abril de 2012

La princesa Sara

A Sara,

Soy la pequeña de cinco hermanos. Tengo el humor del diablo y el corazón de Dios. En tan buena hora te pego un mordisco como te beso sin compasión. Creo en Lo Invisible y en las baldosas que piso todas las mañanas cuando voy al instituto. Soy creativa, sutil, rencorosa. Vivo en un océano milagroso de sentimientos que se menean, como las olas, a borbotones. Y del fondo del mar azul, mientras blanda murmuro sobre la arena, los pequeños habitantes vienen a lamer de mi planta el borde. Y cuando ansiosa resigo con mis manos la linfa airosa que me ha de llevar al sueño, las corrientes turbias y malas me dirigen la mirada a los erizos y me abandona, al fin, inconstante, en la playa triste, la sintonía de aquel sordo latido del desamparo.

lunes, 23 de abril de 2012

Liebster blog

Las reglas son las siguientes:

1.- Copiar y pegar el premio en el blog y enlazar a la persona que te lo otorgó.
2.- Otorgarlo a 5 bloggers favoritos que tengan menos de 200 seguidores (puede oscilar) y dejarles un comentario en su blog para que sepan que han recibido el premio.


Óptimus me concedió este premio y le estoy agradecida por ello. Su blog se llama "La llave del tiempo" y la dirección, que ya puede deciros mucho del tipo de blog que es, es la siguiente: http://captandoinstantes.blogspot.com.es/


Los cinco blogs que pienso que debo enlazar aquí son:

-http://arohaconhache.blogspot.com.es/, de Aroha. Un blog que se actualiza cada más tiempo del que debería. Un blog fantástico de una persona no falta de ingenio y con mucha personalidad. 

-http://pequenyopeterpan.blogspot.com.es/ de Pequeño Peter Pan. Es un blog que, aunque a veces paso épocas larguísimas sin entrar, siempre acabo volviendo para escribir un comentario diciendo que me encanta el ritmo de sus poemas.

-http://ysinembargotedeseo.blogspot.com.es del doctorlove (+18). Es un blog erótico y lo enlazo aquí porque me sorprendió y me gustó mucho cómo habla abiertamente de lo que habla.

-http://lospoetasincomprendidos.blogspot.com.es/ de Belan. No es tanto por el blog en sí mismo, que es estupendísimo, sino por el sentido de iniciativa que me transmite. 

-http://preslaubeauparadis.blogspot.com.es de Inma. Siempre tiene el blog abandonado, pero es un sol de niña.


Recordad que tenéis que hacer lo mismo.

23 de abril




sábado, 21 de abril de 2012

Avión de despedida


(CUENTO A DOMICILIO)

Avión de despedida

Cuando subí a aquel avión, dejé atrás todo lo que debía dejar. No me iba muy lejos, ni por mucho tiempo, pero sabía que estaba dejando en mi ciudad una parte de mí que no podría encontrar más adelante. Dejé subyacente en las paredes de Barcelona más de lo que querría haber dejado. Dejé tu nombre arrinconado en una parada de metro esperando nuestro primer beso. Dejé tu pelo, tus ojos verdes, tus largos dedos. Dejé  el miedo a perderte, porque ya no quería tenerte más. Abandoné también sin saberlo mi capacidad de amar como lo había hecho hasta entonces. «No he amado nunca de verdad», pensaba. Quizás simplemente había amado tanto que ni siquiera podía llegar a saberlo; quizás solo me había amado a mí misma y tus ojos eran el único modo de proyectar todo el amor que le debía al mundo. Me dejé, entre mochilas y controles de seguridad, todo el amor que había ofrecido para acabar proveyéndome a mí misma todo el calor que necesitaba, todo el ardor que podían abastecer estas lágrimas fecundas. He deseado miles de veces arroparte de nuevo, pero con solo imaginarlo siento un espantoso escalofrío. Estoy empezando a olvidar a borbotones recuerdos del futuro en los que tú eras el protagonista. Te estás difuminando en mi memoria, te estás convirtiendo en el amigo que se vuelve invisible por haber estado demasiado tiempo ahí. O demasiado poco. Solo puedo recrearte. Quisiera tenerte siempre, lejos, sin renunciar a tu recuerdo, sin renunciar a mi presente y a mi futuro. Quisiera que nunca me olvidaras, que me amases para siempre, como dicen en las películas, pero que me amases no con la simplicidad con la que lo habías podido hacer hasta entonces, sino del modo nuevo que te ha de hacer permanecer receloso entre el público de una carrera de caballos, invisible y mudo, durante más de treinta semanas. No hay otra manera de amarnos. Prometo no olvidar el día en que decidí que no habías de existir en mi vida desde aquel momento en adelante. Cerrando los ojos, todo se vuelve negro, vacío, y desapareces. Y tus ojos incandescentes flotan en una vorágine de vanidades reclamando el lugar que les estaba destinado. Pero no había destino para tus ojos si son verdes y pecosos. No hay otra manera de estar juntos si no estando siempre lejos.



sábado, 14 de abril de 2012

Siguiéndola


(CUENTO A DOMICILIO)


Siguiéndola

La estaba ahora siguiendo frenéticamente. Habíamos salido del mismo sitio; la había tenido en la mesa de atrás durante toda la tarde, habíamos compartido el mismo aire escuálido de ese cuarto de biblioteca filológica que está en el barracón más escondido del campus universitario. Seguía sus gruesos calcetines blancos y su mochila dorada. Esa melena larga, lisa, recién planchada. Esa calle amplia con las paredes acolchadas. Era bonita. Bella, linda, sublime mujer. De espaldas más que de frente. Cobraba el significado especial que cobran las cosas cuando se las persigue, cuando se las está siguiendo por la acera lateral de la Gran Vía.

«Tan solo  durante cinco calles, no más, porque cuando llegue a la quinta voy a tener que girar hacia la izquierda, cruzar la avenida y continuar hacia abajo para llegar a  mi casa; voy a dejar de seguirte cuando llegue a la esquina.»

miércoles, 11 de abril de 2012

sábado, 7 de abril de 2012

El Guardián de tu alma


Debes tener siempre fría la cabeza, caliente el corazón y larga la mano. (Confucio 551 aC-478 aC).

(CUENTO A DOMICILIO)

El Guardián de tu alma


            El Guardián, 14 de setiembre de 2008.

«“Este será el primer libro de nuestra humilde biblioteca”. Eso fue lo que le escribí, el 14 de setiembre de hace cuatro años, en El guardián del centeno que le regalé. Hoy, el gran libro de Salinger reposa en mi humilde estante de tres al cuarto, en esa tabla gruesa de madera que recogí de al lado de un contenedor, en ese pedazo marrón que está curvado por tener los soportes demasiado alejados entre sí o demasiado cercanos a los extremos».

Así empezó un día el cuento que nunca escribí. Hoy ya no puedo imaginar esa inmaculada estantería de clásicos hispánicos y de videojuegos de superhéroes que siempre tuve por seguro que tendría. Ahora sé que tampoco lo hacía antes. Lamento estar siempre viendo lo que no tengo y lo que no he hecho en vez de lo que tengo y lo que he hecho, aunque eso me permite pretender escalar hasta cimas inalcanzables. 


martes, 3 de abril de 2012