sábado, 12 de julio de 2014

Puedo oírte

Volvemos, después de un número grandísimo de posts sin ella, a la poesía aún seguiremos en el próximo post con poesía.


Puedo oírte.

Puedo oír la voz de tus entrañas
revolviéndose en tu garganta.


Puedo oírte. 

Puedo oír tu voz y 
percibirte como un eco
que se desliza por tormentas de hastío.


Puedo oírte,
y no voy a escucharte,
no voy a leer tu cuerpo,
de tobillos a ojos,
no voy a atraparte,
ni pienso captarte;

puedo oírte
pero sólo quiero discernir la ansiedad 
del hambre.


puedo oírte, pero voy a callarme.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Otros adomiciliados han visitado esta semana...