sábado, 7 de junio de 2014

Cocreación literaria en la era digital

Hoy os quiero hablar de la cocreación o de la creación colectiva y de un proyecto en concreto llamado Eseeusee.

Desde tiempos inmemoriales, los artistas, los pseudoartistas y los no-artistas se han juntado para poder compartir sus expresiones artísticas y combinarlas con el fin de hacer surgir algo nuevo mucho más rico creativamente. Aunque hoy ya no hace falta ser estrictamente artista para crear (y nunca ha hecho falta), es ahora el momento en que la identidad del artista está más desdibujada o adquiere formas a veces todavía incomprendidas y es también el momento en que se exploran nuevas vías de expresión y comunicación creativa. 

Cuando se trata de ajuntar dos medios de lenguaje o dos expresiones artísticas distintas, la creatividad siempre se encuentra en la combinación, en el proceso de mezcla resultante, más que en las partes individuales iniciales y más que en el resultado o producto final.

Ahora que estamos en la edad digital, tenemos muchas herramientas y diferentes sitios webs de cocreación al alcance del ratón (por ejemplo, este) para materializar todas aquellas ideas de cocreación que se nos pasan por la cabeza. Por cierto, esto conduce, inevitablemente, a una acumulación de contenidos muchas veces de poca calidad y a la necesidad de aprender a separar de forma óptima lo que es bueno de lo que no lo es.  A su vez, sin embargo, conduce a la democratización de la cultura, en este caso literaria.

La última herramienta de cocreación que he conocido se llama Eseeusee. Parte de la base, como casi todos los proyectos de cocreación, de que el arte está en el aire y que estrictamente no es de nadie. Algunos de los proyectos de arte colectivo tienen la asunción previa de que el ser humano solo es el canal a través del cual el arte se expresa. Podríamos discutirlo, pero no quiero fijarme en los principios que llevan a las ideas que conducen a la creación de productos artísticos colectivos.
En Eseeusee todo el mundo es participante y el equipo que ha creado la plataforma es anónimo. Es una plataforma sencilla y fácil de usar. Hay dos opciones: o bien plantar una semilla con una nueva creación, que luego alguien puede cocrear, o dar un fruto, participando una cocreación ya existente.

Yo he intentado con un primer verso mío o un suspiro poético de un verso plantar una semilla: podéis verlo aquí. A ver cómo sale.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Otros adomiciliados han visitado esta semana...