martes, 12 de febrero de 2013

Diario: Viaje a Australia: St. Mary's Cathedral



12th AUG. ST. MARY'S CATHEDRAL.


Montones de gente hacen cola para entrar a un concierto eclesiástico que cuesta más de 40$. Algunos tipos van vestidos como si la vida les fuera en ello. Lo comprendo: es 12 de agosto.

Delante de la entrada principal, a unos 50 metros, 2 turistas arrodillados tratan de captar la belleza de la Catedral en su cámara de fotos (no sé si en sus corazones). Es imposible inmortalizarla. El color de la piedra... su contraste con el cielo nublado... Cada día la Catedral es una persona distinta. Está viva y cada día acoge en su seno más y más parásitos. También acoge, sin embargo, un gran tumulto de emociones: tristeza y orgullo, nostalgia y deseo, flaqueza, benevolencia... 


Detrás del recinto de la Catedral, en la calle de abajo, esperan sentados, en el bajo muro, otro montón de gente. Esperan su cena, después de pasar hambre durante el día. Esperan, en realidad, su única comida caliente del día. Allí se aparca absolutamente todos los días una furgoneta cargada de comida para vagabundos, viajeros y algunos que otros curiosos.

Dicen que aquí en Australia es imposible no tener dinero, que técnicamente los "homeless" no existen. No sé del tema, pero hay personas capaces de ir todos los días a las 19:30 a alimentar a lo que llaman escoria social.
















4 comentarios :

  1. ¿Quizá los "homeless" sea más un estilo de vida que una situación precaria?
    Preciosas las fotos. Me encanta como las torres arañan el cielo nublado, haciendo las veces de centinela que guardan el edificio santo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. St.Mary's Cathedral: un interesante contraste, adentro almas puras y almas impuras, afuera almas hambrientas y rondando por ahí, tú, Mei con tu cámara emulando a Monet, mostrándonos la Cathedral en distintos momentos y tonos de luz. Una viñeta digna de nuestro Roberto Arlt.
    Jorge Mirarchi

    ResponderEliminar
  4. Es un placer poder conocer distintos países, y por eso suelo buscar muchos diarios de viajes de distintas personas, para que me den ideas a que países poder conocer. Es por ello, que muchos fines de semana, nos quedamos con mi novia en casa mientras pedimos comidas a domicilio, y disfrutamos de planear nuestras próximas vacaciones

    ResponderEliminar

Otros adomiciliados han visitado esta semana...