miércoles, 16 de enero de 2013

Diario: Viaje a Australia (día he perdido la cuenta): Lady Beach (Watsons bay)





Los ciudadanos de Sydney son peldaños de una larga escalera que sube al Pyrmont Bridge. Ellos, los domingos a las 6pm están en el centro comercial. Y yo, caminando por las calles casi vacías no hago más que pedir cigarrillos en inglés.


Estoy perdida. Estoy quizá esperando, pero no sé qué camino estoy esperando.

No se me ocurre nada que escribir. Y, mientras miro los bellísimos pájaros que se posan tan cerca de mí en Cockle Bay, pienso. Tan solo pienso, aunque no pienso nada en concreto ni ningún hilo de pensamientos me lleva a un lugar interesante.

Esta ciudad, este barrio, este gran escalón, en el que me he sentado son simplemente fantásticos. Magníficas luces crean reflejos de varios colores en el agua de la bahía. Magníficas luces que no permiten que se vea una sola estrella. Australia es el lugar donde menos estrellas hay y donde más las hay.

El otro día, en la Peppercorn Creek Farm, en la Community, al lado de la cabaña que fue mía dos noches, vi el cielo más estrellado de toda mi existencia.

Abandonar el pasado, entrar en la Tierra y empezar a ser estrella.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Otros adomiciliados han visitado esta semana...