jueves, 10 de mayo de 2012

Todos los minutos esperan su turno en la carnicería (V)



Y no hay modo alguno de justificar disparates,
ni de hacer malabares con tus pelotas más de medio minuto,
a las seis de la mañana. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Otros adomiciliados han visitado esta semana...