viernes, 18 de mayo de 2012

Todos los minutos esperan su turno en la carnicería (XIII)




                           (Fotografía de Aroha Llanos)




El punto vital que te sangra en las arterias
se abre vorágine.

Estás a punto de contagiarte de una desazón vírica.

El amor crónico es una enfermedad que alcanza cimas subterráneas inalcanzables.

En lo hondo del sabor de tu lengua,

un aroma de yogur Danone asoma azucarado tratando de contemplar mis pupilas.

Prepárate, agárrate fuerte que vienen curvas

para tu pensamiento,

que está a punto de extraviarse, otra vez.


1 comentario :

  1. Curioso. En tal caso los versos fluyen, que eso siempre va bien.

    ResponderEliminar

Otros adomiciliados han visitado esta semana...