jueves, 17 de mayo de 2012

Todos los minutos esperan su turno en la carnicería (XII)






Lo peor es que el tiempo concluye por no hacer nada contigo.


Solo te arruga la experiencia

y te recuerda que debes mirarte cada día al espejo,

porque cuanto más lo olvides

más impaciente se pondrá el reflejo

de agarrarte un día de lo hondo de la entraña

y sacudirte

y desmembrarte,

desmenuzarte

y desguazarte.





No hay comentarios :

Publicar un comentario

Otros adomiciliados han visitado esta semana...