lunes, 14 de mayo de 2012

Todos los minutos esperan su turno en la carnicería (IX)


Y al final nadie aguarda nunca
a la otra orilla del delta de la mala suerte,
nadie espera nunca
en la margen que da pie a la tierra
en la que no hay a cada paso una cara contrita
arrepentida del pesar de tantos pasos mal dados.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Otros adomiciliados han visitado esta semana...