sábado, 28 de abril de 2012

La princesa Sara


A Sara,


Soy la pequeña de cinco hermanos. Tengo el humor del diablo y el corazón de Dios. En tan buena hora te pego un mordisco como te beso sin compasión. Creo en Lo Invisible y en las baldosas que piso todas las mañanas cuando voy al instituto. Soy creativa, sutil, rencorosa. Vivo en un océano milagroso de sentimientos que se menean, como las olas, a borbotones. Y del fondo del mar azul, mientras blanda murmuro sobre la arena, los pequeños habitantes vienen a lamer de mi planta el borde. Y cuando ansiosa resigo con mis manos la linfa airosa que me ha de llevar al sueño, las corrientes turbias y malas me dirigen la mirada a los erizos y me abandona, al fin, inconstante, en la playa triste, la sintonía de aquel sordo latido del desamparo.



 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Otros adomiciliados han visitado esta semana...