sábado, 24 de diciembre de 2011

Deseos


Hoy es Noche Buena y tengo el gusto de colgar un cuento de Alicia Sanz Boadella.
Le agradecemos mucho su colaboración y animamos al resto a que participen también (cuentosadomicilio@hotmail.com).

¡Felices Fiestas!





Deseos
El pequeño dejó de lado el fusil, le dolían todos sus huesos pero más aún la tripa, de tan vacía. El fuego había cesado. Era una noche de tregua por la Navidad, una festividad de los cristianos que cada 24 de diciembre conmemora el nacimiento de un niño redentor. Hacía un tiempo, un peregrino anciano y sabio, le dijo que las religiones son diferentes caminos para llegar a Dios, todas dignas de igual respeto. Ese hombre le contó también que aquel niño había hecho muchos milagros y que según sus fieles, implorando con fe, se obtenían gracias, sobre todo en esas fechas. Pensó en pedir un exquisito cordero con arroz, pero le pareció mezquino, no más lucha, pero le pareció cobarde. Elevó sus ojos al cielo, las estrellas brillaban con intensidad y una luna de pulida plata lo iluminaba todo. Decidió escribir su deseo en la arena con la seguridad de que aquel ser omnipotente lo podría leer. Con su pequeño dedo inseguro, temiendo hacerlo mal por lo poco que sabía de aquellos menesteres, puso: descanso y paz. Con las primeras luces del alba el tiroteo se reanudó y una bala atravesó su corazón.

Alicia Sanz Boadella

-----------------------------------------------------------------------------------

1 comentario :

Otros adomiciliados han visitado esta semana...