viernes, 15 de abril de 2011


Prohibido salir sin el corazón en un puño

A Mi Anónimo

Cierro los ojos. Nada existe. Negro, hoy todo es negro. Hoy y ahora. No existes tú, aunque huelo tu silueta en la opacidad del vacío. Cierro los ojos. El tiempo se disipa. Cierro los ojos, te extraño; y no quiero decir que te eche de menos. Cierro los ojos. Soy una marioneta con los hilos colgando. Cierro los ojos. Y los cierro y los cierro y los cierro y los cierro. Nada existe ahora. ¿O sí? ¿Existes tú?

Existes







2 comentarios :

  1. Cuantas veces intentamos cerrar los ojos con mucha fuerza... nada de nada...

    Siempre nos quedará abrirlos y enfrentarnos a lo que vemos Mei... aunque cueste y mucho!

    Me gusta mucho esta entrada, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. He dado por casualidad con tu blog, y me gusta mucho, gran entrada. Es tan breve y tan intensa a la vez, me ha encantado!
    Pásate por mi blog:
    http://comprendiendoloincomprensible.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Otros adomiciliados han visitado esta semana...