sábado, 13 de noviembre de 2010

Pro "y griega"; la encrucyjada de la antepenúltima letra del abecedario español

(Cuento a domicilio)


La manifestación del viernes 12 de noviembre de 2010 pro "i griega" termina en escándalo.

La huelga y manifestación convocadas para el 6 de noviembre de 2010 con motivo de la restauración del nombre que da nombre a la letra "y", más conocida como "i griega" o "y griega" (y esto último no se pronuncia "y griega griega") o como "encrucyjada", han sido disueltas por los antidisturbios (popularmente conocidos como vivalaporra) y han terminado en escándalo público.

La filóloga y lingüista Chilloneya, después de liderar una marcha de manifestantes disfrazados de cada una de las letras del abecedario, afirmó que, aunque como líder del colectivo puede confirmar que los hablantes del español entienden que la ye no es propiamente una vocal y que casi siempre funciona y se pronuncia como una consonante, nunca había oído a nadie decir "ye" para referirse a una letra (ya que ha salido poco de su ciudad) y, además, asegura que algún día los academicistas "vendrán a pedirle y a rogarle, y que vendrán como siempre a suplicarle que nosotros seamos ye, yes". Ha afirmado también que vayan con cuidado, no vaya a ser que "nos busquemos todos a alguien que cante en inglés y que tenga el pelo atolondrado" y que acabemos todos llamándole a la "i griega" wai o más torpemente "greek ai".

Cabe añadir que los yeístas se han reunido para escribir una instancia para hacer desaparecer la "y" de los diccionarios y las posturas más radicales de este colectivo tan numeroso en España promueven la desaparición de la grafía , sustituyéndolo -solo (ya sin acento) en el caso de los yeístas- por la grafía . Para demostrar el yeísmo en esta gran parte del país se ha encuestado a 28.000 hablantes nativos menores de treinta años y los datos han demostrado que el 95% de estos no lograban pronunciar la "y" como una palatal (en el 70% de los casos el ápice de la lengua no llegaba a rozar ni levemente el paladar) y que la de pollo no tenía ninguna diferencia articulatoria con la de poyo.

Acerca de la posible controversia que la che podría haber causado, no se ha observado ni rastro de ella, ni ninguna manifestación que haya levantado ni una pizca de polvo. Esto es porque la mayoría de hablantes de la generación más joven de España no perciben la che como una letra del alfabeto, sino simplemente como un dígrafo, tal como la elle, y tampoco tienen claro si esta se incluye en el alfabeto o no, y parecido a la rr. De estos últimos datos y según una encuesta en la página web de la revista (en línea durante los primeros ocho meses del 2010), la redacción del semanario ha concluido que más de la mitad de los hablantes nativos de español, sobre todo de la generación joven, (no hace falta señalar el gran porcentaje de ninismo juvenil, porque ni leenni escriben), no conoce el abecé al completo porque no está seguro de cuántas letras hay ni de cuáles lo son y cuáles no. De hecho, si se permite un comentario subjetivo en un texto periodístico como este, no conozco a nadie que lo sepa a ciencia cierta. Hagan la prueba y crucen los dedos.

(Artículo satírico)
Mei Manzanero



Si te ha gustado este blog, ¡apúntate a seguidores!

Si tienes comentarios sobre esta entrada, deja tu crítica, saludo, opinión o lo que te dé la gana.


1 comentario :

  1. No puedo más que decir que estoy completamente de acuerdo...

    Saludos.

    ResponderEliminar

Otros adomiciliados han visitado esta semana...