jueves, 20 de mayo de 2010

Naufragio

Robando libertades
hago naufragar los barcos,
consigo que el mar me llore
y las olas frenen al viento.

Me encuentro sentada en la arena
que me entierra,
que me encierra,
que me encarcela en multitud.

En una multitud
de mil piedras, yo pereceré,
adentrada en la oscuridad del vacío,
pensando en el ocaso del sol.

En el andén de los recuerdos
yo vago y me huelgo,
esperando el efímero momento
en que me hallen, en que despierte.

En la locura del alma,
sentada en la arena
que me entierra,
y que me encierra,
yo naufragaré.

1 comentario :

  1. Esperemos que no naugragues y encuentres el camino a esa isla que esperas encontrar.

    ResponderEliminar

Otros adomiciliados han visitado esta semana...