miércoles, 26 de mayo de 2010

Flores de ciudad (2): Trenzísima


Flores de ciudad.

Toma real de datos en Barcelona
(calles y espacios cerrados).

El chico iba con las puntas de una trenza en la mano e iba abriéndolas y cerrándolas y usándola como un limpiapelos en su mano. La trenza no era suya, no, era de la chica que andaba a su lado, y era tan larga que le llegaba a la cintura, claro que antes habiéndole dado una vuelta alrededor del cuello. La trenza le alcanzaba el muslo y se movía como la cola de un caballo. En realidad, ella se estaba convirtiendo en caballo, ya la trenza le crecía...y en luengua cola vuelta se mostraba… Estaba a mitad camino de la metamórfosis, la centaura.

1 comentario :

  1. Vaya, eso ves por tu barrio? :P

    Espero que te haya ido bien hoy! besitos!

    ResponderEliminar

Otros adomiciliados han visitado esta semana...