domingo, 9 de mayo de 2010

Domingo de mayo

Priscila se ha escondido. Ya volverá.

I

Amigo Risueño,

ideal sinnombre, sin fin,

desde la bañera miras

el empañe del espejo

de plata

que cuelga de mi alma,

de entre las espumas te levantas

y dibujas con tus pasos

una cadena

transparente y moldeable.

Enganche eterno

y crispado.



II

Las piedras se derriten

cuando lloras;

no llores,

no vaya a derretirme yo también.


2 comentarios :

  1. No está mal. Me gusta el tema de la entrada.

    ResponderEliminar
  2. Eis!! M'agraden les teves poesies, sobretot la segona. Si no et fa res, et seguiré.

    Ciaaau

    ResponderEliminar

Otros adomiciliados han visitado esta semana...