martes, 10 de marzo de 2009

¿Cuántas veces dice el poeta "no tengo palabras"?
Ayer,
hoy
y mañana
son palabras hermosas;
las tomo prestadas,
que no tienen dueño domador de su tiempo.

El poeta conduce la palabra al sueño
para inventar realidad,
realidad que atormenta
de noche y de día,
la que apena tinieblas
que (se) colaron al alba.

Al alba,
salida de un sol que no vemos,
los ojos cerrados,
de nuevo soñando.
Dormidos, profundamente dormidos,
lejos, en el rincón sin ventanas de nuestro llanto escondido.


Es la hora del canto.

1 comentario :

  1. Wuo Wuo! la mei vuelve con sus poemas :D me guta me guta mua mua

    PD aun me deves una birra!

    ResponderEliminar

Otros adomiciliados han visitado esta semana...