jueves, 18 de diciembre de 2008

Soy un Ojo


A Edu:

I. Puedo cantar con el fuego y escupir al vacío sus llamas
cuando tengo tu nombre en mis labios.

Sé soplar tempestades de arena y acoger en mis manos el sol
cuando calcas el bramido/rugido del mar en tus labios.

II. Sangrar nos debiliza, nos amortigua,
como al clavar una aguja en el globo de nuestros sueños
que explota, "pum", con los propios anhelos dentro.

Sangrar nos da la cura, aliviando nos vitaliza,
y las heridas se encogen
como el niño escondido en la sábana esperando al ladrón.

III. ¿El corazón? No es nada comparado con la infinitud de nuestros cuerpos.
¿Los límites? Mentiras para cuerpos en pena y engaños a nuestros ojos.

Yo soy mi ojo y el modo en que mira mi ojo.
Cuidado porque te está observando...
atentamente, atentamente,...

IV. Mírame porque te estoy mirando
y amando.
Camélame con tu ojo.
Lanzemos los rayos al cielo.

16/ XII/ 2008

1 comentario :

Otros adomiciliados han visitado esta semana...